Impuestos, Autónomos ,Pequeñas y medianas empresas. Recibir un requerimiento de Hacienda,, es un plato de mal gusto para cualquiera.
Las cartas que remite Hacienda suelen estar redactadas de una forma estándar y normalizada, con lo que en ocasiones cuesta comprender qué nos piden.
Si agregamos a esto su extensión, podemos inferir que el impositor puede terminar su lectura sin estar segurísimo de lo que debe hacer.
Si has recibido un requerimiento de Hacienda, debes resolverlo lo antes posible

Los requerimientos de Hacienda  se mandan siempre y en todo momento por correo certificado en dos intentos.
Hay quien cae en la tentación de no recibirlos o bien no recogerlos en correos cuando el cartero deja el aviso. Mas esto tiene más desventajas que beneficios pues las comunicaciones rechazadas se publican en el Boletín Oficial de la Provincia.
Desde la publicación, empieza a descontarse el plazo para responderlos, con lo que nuestro derecho a hacer alegaciones caducas.

El plazo para responder a Hacienda es de diez días hábiles. No lo dejes pasar, si no, tu derecho para alegaciones expirará.

El plazo normal que nos va a dar Hacienda para responder es de diez días hábiles (no cuentan domingos ni festivos) desde el día después a la recepción, con lo que hay que anotar siempre y en todo momento la fecha para eludir que se pase el plazo.
Si se nos pasa por distracción, es preferible contestar , si bien la administración no tiene obligación que tener en consideración nuestro escrito.

 

Requerimiento de Hacienda ¿Cómo respondo?

Los requerimientos, pueden responderse por medios telemáticos o bien presentando nuestras alegaciones y la documentación oportuna por registro en la Delegación de Hacienda.
Así mismo, podemos pedir fecha y hora, y asistir personalmente a Hacienda, para preguntar sobre el expediente.
Este procedimiento, está singularmente recomendado si no comprendemos bien los pasos para continuar o bien si no sabemos de qué manera responder.

¿Qué sucede si no respondes o bien no acudes?

Es fundamental saber que la carencia de contestación por nuestra parte tiene efectos inapelables.
Si nos solicitan documentación para revisión, el no aportarla puede conllevarnos una multa de ciento cincuenta euros.
Si nos mandan una paralela de un impuesto y no contestamos, la propuesta de la Hacienda se comprenderá firme, con lo que nos remitirán una carta de pago para abonar la diferencia, si fuera positiva. En ese instante ya no se aceptarán alegaciones.
Si aducimos en plazo y la administración no está conforme, vamos a recibir una carta comunicándolo.
Vamos a poder presentar entonces un recurso de reposición y, si el procedimiento nos sigue siendo desfavorable, podemos asistir al Tribunal Económico Administrativo o bien apurar la vía judicial.

 

requeriiento de hacienda

 

¿De qué forma debo responder a un requerimiento de Hacienda?

Percibir un requerimiento de Hacienda, no es un plato de buen gusto para absolutamente nadie. En general, en el momento en que nos llega una carta certificada con el sello de Hacienda, nos ponemos inquietos y no sabemos de qué manera actuar. La verdad es que las cartas que remite Hacienda suelen estar llenas de tecnicismos y términos que ignoramos y, en muchas ocasiones, podemos llevarnos una impresión que no se corresponde con la realidad.

Nuestra recomendación: si recibes un requerimiento de Hacienda, no te alarmes. Lo más normal es que se trate de algún tipo de comprobación rutinaria o bien quizá hayas cometido algún fallo en tus declaraciones. Nada que no tenga arreglo, si respondes apropiadamente al requerimiento. Aquí veremos punto por punto, qué debemos hacer y cuáles son los pasos a seguir para responder a un requerimiento de Hacienda.

 

 

 

  Si recibes un requerimiento de Hacienda, lo más lógico es comunicárselo a tu gestor, pues el entiende lo que te ponga en ese escrito y puedes salir de dudas en el momento, luego ya se solucionará.

 

 

 

¿Qué hago si recibo un requerimiento de Hacienda?

Paso 1. Leer la carta y seguir las instrucciones

Paso 2. Responder el requerimiento de Hacienda

Paso 3. Cuando Hacienda no está conforme

 

Leamos la carta y sigamos las instrucciones

Las cartas de Hacienda, siempre nos llegan certificadas con lo que tendremos que firmar su recepción. No debemos rechazarlas. Y es que si la Administración intenta comunicarse con nosotros por correo postal y no lo logra, van a crear una notificación en el Boletín Oficial de la Provincia y es muy posible que no nos enteremos. Desde la publicación, comenzará a descontarse el tiempo del que disponemos para hacer alegaciones. Con lo que, si no nos hemos enterado, nuestro derecho expirará. El procedimiento seguirá y lo más probable es que debamos encarar graves sanciones.

Bien, admitimos la carta. Ahora debemos leer toda la comunicación pausadamente. En ella encontraremos la razón del requerimiento, como el próximo paso que vamos a deber dar. En caso de que no comprendamos su contenido, lo mejor es que consultemos con un profesional.
Recuerda que, desde el día que recibes el requerimiento, tienes diez días hábiles (todos y cada uno de los días salvo sábados, domingos y festivos) para responder.Si se nos pasa el plazo y no presentamos alegaciones, la resolución es firme y no se puede anular.

 

requerimiento de hacienda

 

Responder al requerimiento

Si lo que nos solicitan es que presentemos documentación, vamos a poder efectuar el trámite de forma electrónica. En verdad, en el sitio web de la Hacienda, nos señalan de forma detallada de qué forma debemos actuar para responder requerimientos o bien aportar documentación.

Para poder hacerlo necesitarás:

El certificado digital, el documento de identidad electrónico o bien la Cl@ave PIN para acceder.

El Código Seguro de Verificación (CSV) que aparece en la notificación recibida.

El NIF del comunicador.

Ya puedes preguntar las notificaciones pendientes y responderlas presentando la documentación precisa. Vas a poder anexar los documentos en formato PDF o bien Word.

Uno de los requerimientos más frecuentes, suelen ser las liquidaciones paralelas. Se trata de liquidaciones opciones alternativas que Hacienda te manda cuando hay algo que no le cuadra en tus declaraciones. En un caso así, es conveniente que anexes toda la información y documentación, por poner un ejemplo, las facturas.
Pero, si no deseas hacerlo por la vía electrónica, siempre puedes contestar por correo tradicional o bien solicitar una cita en Hacienda. Esta última opción es la más recomendable, si no comprendes algún aspecto del requerimiento.

 

requerimiento de hacienda

 

Cuando Hacienda no esta conforme

Una vez presentada la documentación y/o las alegaciones pertinentes, Hacienda analizará  el caso y enviará una contestación.
Si Hacienda no está conforme con nuestra contestación, nos va a llegar otro requerimiento, esta vez con un expediente sancionador. Se abre un nuevo plazo de alegaciones. Pero, mientras que no se resuelva vamos a deber abonar la cantidad que Hacienda te demanda. Si después te dan la razón, deberás demandar su devolución.

En caso de que Hacienda vuelva a desechar tus alegaciones, te va a llegar una comunicación de sanción.

Ante esto solo cabe un recurso de reposición y es posible que te lo admitan o bien te lo rechacen. En el segundo caso, vas a tener derecho a cursar una reclamación económico-administrativa. Si tampoco funciona, la última vía es el contencioso-administrativo.

De no funcionar esta última vía, deberás abonar la deuda más los intereses de demora. Para esto dispondrás de un periodo voluntario.

 

Fuente: www.apfconsultores.es/que-hacer-ante-un-requerimiento-de-hacienda/

 

 

Tags