Entre todas las clases de lentillas, hablamos de las Biofinity

BiofinitySiguiendo con el repaso a los modelos de lentillas y sus usos, hoy vamos a hablar de las lentillas Biofinity, unas lentillas de hidrogel de silicona, pero esta vez su remplazo es mensual.

El tipo de Hidrogel específicamente es el Aquaform®. Es un material que consigue un buen equilibrio entre paso de oxígeno y asimismo hidratación corneal. Se pueden emplear para dormir, aunque de nuevo solo recomendamos hacerlo bajo la supervisión del óptico optometrista.

Los principales beneficios de las lentillas Biofinity son:
– El material, deja una sensación de hidratación puesto que no absorbe la lágrima del usuario para mantener sus propiedades pero su contenido en agua no es muy elevado. A pesar de ello es una lentilla blanda, no lo olvidemos, eso sí un tanto más consistente que otras. Esto último complace a muchos usuarios, puesto que la encuentran más manejable.

– Tiene un elevado paso de oxígeno que deja mayor comodidad y empleo durante muchas horas sin enrojecer el ojo, en consecuencia, sosteniendo el ojo más sano. El oxígeno es el comestible de la córnea, cuanto más llega, mejor.

– Aparte de esto tiene un contacto con el ojo muy suave, gracias a su borde redondeado que evita fricción con la conjuntiva. Se trata de un sistema patentado para las lentillas Biofinity, que las puedes adquirir en lentillas a domicilio.

Para resumir, es una lentilla cómoda, resistente y saludable para el ojo. Quizá el principal inconveniente que tiene, es que su duración es mensual y siendo de Hidrogel de Silicona es fundamental realizar la limpieza con productos de mantenimiento recomendables, los que llamamos capaces para hidrogel. Estos productos, lo que hacen es ayudar a eliminar los depósitos que se quedan en la lentilla, primordialmente las proteínas, fruto del metabolismo corneal y el ambiente que nos rodea.

Se debe frotar la lentilla, aunque el fabricante del producto de mantenimiento afirme que no resulta necesario.
En adolescentes o personas con cambios hormonales, se recomiendan lentillas con mayor remplazo, para evitar la suciedad que pueda acumularse, o una limpieza muy muy detallada.
Las lentillas Biofinity están disponibles para miopía, hipermetropía, astigmatismo e incluso para vista agotada (multifocales).

En ciertos casos, algunos pacientes lo que piden es una lentilla de calidad, con mucho paso de oxígeno, para ellos está Ascend Evolve, de la misma familia que Biofinity pero con un material algo más simple y sin la terminación optimizada en borde. Es una muy buena lentilla en su relación calidad precio. Eso sí, esta no está disponible para vista cansada y con mayor limitación en las graduaciones en las que se ofrece.

Hoy día muchos son los usuarios de lentillas que sufren las molestias asociadas al ojo seco, debido a las condiciones del medio físico actual (como por ejemplo, el aire acondicionado, la polución química, pasar horas frente al oredenador sin pestañear con determinada frecuencia,…).

Además de estos factores hay que añadirle la edad, la cantidad de lágrimas se va reduciendo poco a poco y debido a esto aumenta también la sequedad ocular con el envejecimiento, por esta razón nos conduce a la intolerancia a las lentillas y como consecuencia al abandono del empleo de estas.