Los fantásticos SACOS PARA el CAPAZO del cochecito

Algo que nos preocupa a los papás, es que nuestro peque no pase frío. En ocasiones, esta cuestión es un problema, porque los niños recién nacidos no pueden decirnos cómo se sienten y tememos siempre miedo de equivocarnos por exceso al abrigarles.

Cuando nos encontramos en casa, tenemos la posibilidad de adaptar la calefacción o las prendas de abrigo a nuestro gusto, pero cuando salimos a la calle, la cosa se complica. Es complicado, escoger prendas que se adapten a los interiores y exteriores en los que hayamos ido a estar o que sirvan tanto para la mañana como para la tarde o la noche, si vamos a pasar el día fuera.

Además, tenemos la posibilidad de poner a nuestro peque un abrigo, pero solo le va a proteger la parte de arriba del cuerpo. Las piernas, quedarán desabrigadas y cuando todavía no andan y van en carrito, tienen la posibilidad de quedarse heladas en un santiamén.

Por eso, una de las piezas que no puede faltar en tu equipamiento básico, cuando tienes un niño recién nacido son los sacos para capazo. Va a ser tu mejor aliado.

Hay centenares de modelos muy dispares en el mercado. Pero, ¿cuál escoger? ¿En qué tienes que fijarte? ¿Cuáles son las propiedades simples que no tienen la posibilidad de faltarle a tu saco para carrito de paseo? Para guiarte a elegir, cuál es el que más te conviene y ahorrarte horas de búsqueda, elaboramos esta lista con los sacos más especiales para carrito.

Además, te recomendamos sobre los elementos importantes, que tienes que tomar en cuenta en el momento de escoger un saco para carrito o silla de paseo.

Los sacos para capazo, deben acoplarse al estilo y tipo que te guste que luzca tu bebé y vaya bien abrigadito.

 

SACOS PARA CARRO UNIVERSALES

Si estás intentando encontrar un saco para carrito, lo habitual es que desees uno universal, bien porque tu carro no viene ya con uno o bien porque deseas tener uno con tu toque personal.

Fíjate bien, en que en las informaciones del carrito que elijas diga que es universal, o sea, que se ajusta a toda clase de artículos. Pero todavía de esta forma no te fíes del todo con los sacos, comprueba si verdaderamente se ajusta al tuyo comparando las medidas y el sistema de sujeción.

Lo recurrente es que los sacos para silla de paseo, lleven una clase de bolsillo en la parte de arriba para meter el respaldo del carro. En la parte de abajo, se acostumbran a sujetar con gomas.

Además, comprueba que tiene las ranuras primordiales para meter el arnés de tu silla o carrito. Para eso tienes que entender si es de 3, 5 o 6 puntos.

TEMPERATURAS PARA LAS QUE ESTÁN DISEÑADOS LOS SACOS PARA CARRITO

Tanto una funda grupo 0 concord, además de los sacos para carrito que hay en el mercado, están ideados para utilizarse en invierno o con las temperaturas más bajas. Además, hay de entretiempo, especiales para la primavera o el otoño, o el verano en los climas más fríos.

Hay algunos modelos de sacos, en los que se puede extraer el relleno, para lograr usarlos en los meses de menos frío.

CIERRES Y formas DE LOS SACOS PARA SILLAS DE PASEO

La mayor parte de los sacos para carrito, parecen similares, aunque hay algunos datos en los que tienes que fijarte y que marcan la diferencia en algunas ocasiones.

*TIPOS DE CREMALLERA

UNA SOLA CREMALLERA LATERAL

Este sistema, es el que acostumbran a usar los sacos más básicos. Te ofrece muy poco juego en el momento de abrirlo o cerrarlo.

DOS CREMALLERAS LATERALES

Comenzando abajo, estos sacos tienen una cremallera a cada lado. Es lo más habitual. Esto, te facilita abrir un lado y cerrar el otro o bajar o subir ámbas cremalleras hasta el desenlace.

En algunas ocasiones, la parte de arriba del saco se puede dividir totalmente de la inferior. Esto es de gran ayuda, porque de esta forma tendrás la posibilidad de utilizar la parte de abajo como colchoneta cuando haga menos frío. O lavar únicamente una de las dos partes si se ha ensuciado.

UNA CREMALLERA CENTRAL

Es menos recurrente, pero es el sistema más simple de abrir y cerrar para meter al peque. Eso sí, es imposible dividir la parte frontal de la posterior, ni abrir por partes.

Los sacos de invierno para capazo

¿Como sabemos si un bebé va bien abrigado? Siempre y en todo momento tenemos la duda de si va a estar pasando frío o bien calor, si va a estar a gusto,… Y en invierno las dudas crecen inversamente proporcionales a la bajada de temperaturas. No deseamos ni escuchar hablar de constipados, mocos y tos, y por esta razón deseamos que nuestros hijos vayan bien abrigados en sus cochecitos.

Es por ello que se idearon los sacos para capazo de cochecitos, a fin de que los peques vayan bien calentitos sin ir con mil abrigos y piezas de ropa incómodas. Tenemos sacos de todas y cada una de las maneras, colores, tejidos, etcétera. De plumas, fibra sintética, con forro polar interior, etcétera. Es esencial asegurarse que el tejido exterior resguarde bien del frío y el aire, y que el tejido interior sea transpirable.

Hay sacos para las tres piezas básicas de todo cochecito: capazo, conjunto 0, y silla.
La primera cosa, que debemos tener en consideración para seleccionar saco para el capazo, es la temporada en que nacerá nuestro bebé. Si nace de octubre a febrero, es recomendable coger un buen saco que abrigue al límite, en tanto que lo aprovechará a lo largo de bastantes meses de frío. Si nace en el tercer mes del año o bien abril es más aconsejable coger un saco delgadito, más de entretiempo, por el hecho de que ya serán menos los días de frío, y si hay una bajada de temperaturas puntual es preferible poner una manta extra sobre el saco, que no ir con uno de pleno invierno que le dará un calor nada recomendable.

Para los bebés nacidos de mayo a septiembre existen sacos más frescos que se pueden utilizar si hace fresquito por las noches o bien si te vas a veranear a la montaña, donde siempre y en todo momento se agradece una capa más.
Con el conjunto 0 pasa precisamente lo mismo que con el capazo. A propósito, no te preocupes por los arneses. Hay sacos que llevan los orificios hechos, y otros llevan marcado por dónde se debe recortar para abrirlos. Esencial fijarse si el conjunto 0 lleva arneses de tres o bien cinco puntos, en tanto que esto asimismo puede afectar en el momento de escoger saco. El empleo de sacos para el conjunto 0, tiene además de esto una singular relevancia en concepto de seguridad, siendo muy peligroso llevar a los pequeños en los sistemas de retención infantil en automóviles con abrigo, pues si bien no lo parezca, la ropa de abrigo resta tensión al cinturón o bien arneses de los más pequeños, con lo que pierde eficiencia en el caso de frenazo. Es por esta razón que con unos buenos sacos para capazo, nuestro bebé no va a pasar frío en el vehículo, y va a estar de manera perfecta.

Cuando el bebé crezca lo pasaremos a la silla, lugar desde el que conseguirá mejores vistas de su alrededor y podrá satisfacer su curiosidad. Para escoger saco para la silla, te recomendamos pensar bien si lo vas a emplear a lo largo de un buen tiempo, por el hecho de que cuando el pequeño crece, en ocasiones el saco se queda pequeño, y puede ser un inconveniente. Algunos sacos ofrecen la posibilidad de abrirse por la parte inferior sin desabrocharse todo, con lo que el pequeño puede continuar en el saco bien abrigado más los pies salen por la apertura inferior.

Además de esto es buen aspecto para tener en consideración si tu hijo es un enorme amante de los parques (¿hay alguno que no lo sea?) por el hecho de que de esta manera, con la apertura inferior, evitaremos que nos llenen el saco de arena y nos debamos pasar el día lavándolo.
Es esencial comentar, que no todos y cada uno de los sacos son compatibles con todos y cada uno de los coches, con lo que es básico revisar que el saco que te guste vaya bien con tu modelo de cochecito.