Las diferencias de una mesa de comedor para tu salon

mesa de comedor

En el momento de decorar el comedor hay múltiples aspectos a tener en consideración. Uno de ellos es el estilo, así sea el tradicional renovado (ideal para comedores muy elegantes), el rustic chic (para entornos más cálidos) o bien un moderno para un comedor más zen.

Otro factor esencial son los asientos, escogiendo por poner un ejemplo diferentes sillas, para darle un toque original o bien optando por piezas de estilo escandinavo, como la silla Eames para conseguir un comedor de diseño muy actual.

No obstante, la pieza más grande y en la que hay que poner más atención es la mesa. Por esta razón, el día de hoy centraremos nuestra atención en la mesa de comedor: descubriremos sus formatos y estructura, verificando de qué manera los dos influyen en el diseño y decoración de esta estancia.

Forma
El primer factor a tener en consideración, en el momento de amueblar el comedor es el formato de la mesa, que va a venir determinado por el espacio y forma de nuestro comedor. Conforme sean sus dimensiones de esta forma habrá de ser la mesa (más grande o bien más pequeña, cuadrangular o bien redonda, etcétera)

Si el espacio nos deja muchas posibilidades, entonces vamos a poder escoger la mesa en función de nuestros gustos y hábitos en el momento de comer o bien cenar, lo que influirá en la manera de relacionarnos con el resto de comensales (las mesas redondas por poner un ejemplo facilitan más la charla entre todo el conjunto que las rectangulares, que se prestan más a la charla entre los comensales más próximos).
En lo que se refiere a forma, las mesas de comedor vienen esencialmente en 4 formatos: cuadradas, redondas, rectangulares y ovaladas.

Cuadradas

Cuando deseamos un toque de diseño, originalidad y novedad, las mejores opciones es decantarse por una mesa cuadrada. Extraña es la vez que pasa inadvertida por alguien que la ve por vez primera, lo más frecuente es que a primera vista guste mucho por lo poco usual que es localizarla en los comedores de amigos o bien familiares.
No obstante, ya antes de adquirirla, hay que tomar en consideración si es capaz para nuestro salón, puesto que esta habrá de ser suficientemente grande a fin de que los comensales que se sientan en las esquinas no terminen chocándose con las piernas, al estar muy próximos los unos de los otros.

A favor de ella hay que decir que, de la misma manera que con las mesas redondas, deja visualizar a todos y cada uno de los comensales de una ojeada y en consecuencia favorece la conversación conjunta entre todos .

Redondas

Del mismo modo que ocurre con las cuadradas, las redondas fomentan asimismo la comunicación entre las personas que se sientan a la mesa.

Además de esto, estas mesas de comedor de Ottoyanna al ir centradas en el espacio para permitir el paso alrededor de ellas, se presta a ser el centro de atención de la sala.

Rectangulares

Las mesas rectangulares son las más frecuentes en la decoración del comedor. Por de qué forma están construidas las casas, acostumbran a ser las más empleadas al amoldarse mejor que ninguna otra al espacio. Además de esto, si el comedor tiene un tamaño espacioso, la mesa puede adquirir dimensiones grandes para acoger a más de diez comensales.

Ovaladas

Combinan la funcionalidad de las mesas de comedor rectangulares con la suavidad de líneas de las mesas redondas, aportando un aire más orgánico. Eso sí, hay que tener en consideración que conforme se llega a los extremos, va a haber menos espacio para los platos y resultarán algo más incómodas.