Las lentes de contacto de empleo prolongado

lentes de contacto

Conforme la tecnología va mejorando los materiales y diseños de las lentes de contacto, los usuarios se favorecen de una mayor flexibilidad y de más opciones. Cada vez es más simple elegir unas lentes de contacto que se amolden a nuestro estilo de vida. Entre ellas se encuentran las lentes de contacto de empleo prolongado, que se pueden llevar puestas durante más tiempo, incluso en el momento en que dormimos.

-¿De qué forma podemos saber si las lentes de contacto de empleo prolongado son recomendables para nosotros? Ahora exploraremos las lentes de empleo prolongado y explicaremos los puntos que se deben querer en el instante de valorar si son recomendables para nosotros o no.

-¿Qué son las lentes de empleo prolongado?
Las lentes de contacto de empleo prolongado, son lentes que se pueden llevar puestas de forma continuada durante un máximo de seis noches y siete días. Con la llegada de las lentes de hidrogel de silicona, que dejan que el oxígeno se transmita mejor al ojo a través de la lente, ahora hay incluso lentes de empleo progresivo que se pueden emplear hasta treinta días seguidos.

El principal criterio que se debe valorar en unas lentes de empleo prolongado es la permeabilidad al oxígeno. Al paso que dormimos, la única forma de que la córnea reciba el oxígeno que precisa para mantenerse sana, es a través de los vasos sanguíneos de los párpados.

-¿Debo llevar lentes de contacto de empleo prolongado?
Aunque los nuevos materiales de las lentes, sobre todo los hidrogeles de silicona, dejan que pase una mayor cantidad de oxígeno al ojo, todas las lentes bloquean de alguna forma la circulación. Ahora, exponemos algunas consideraciones que debes tener en cuenta, en el instante de valorar si las lentes de empleo prolongado son recomendables.

-Ventajas de las lentes de empleo prolongado
Las lentes de contacto de empleo prolongado pueden ser verdaderamente útiles para:
Personas con un estilo de vida impredecible o muy activo.
El personal militar o los amantes de las actividades al aire libre, que no siempre y en toda circunstancia y en todo momento pueden limpiar o cuidar sus lentes, también se favorecen de esta clase de lentes de contacto que se pueden llevar puestas durante largos periodos. Este además sería el caso de los trabajadores de servicios de emergencias o por turnos.

-Personas con anomalías en la visión binocular
Algunos inconvenientes de la visión binocular, incluyendo la ambliopía, se tratan mejor con una corrección continua de la visión.

-Personas con una visión singularmente deficiente
Para determinados usuarios con fallos refractivos esenciales (de este modo sea de miopía, hipermetropía o astigmatismo) puede resultar verdaderamente útil poder ver meridianamente en todo momento, singularmente cuando se despiertan repentinamente por las noches.

Las lentes de contacto sucias

Tus lentes de contacto están sucias? Esta situación puede ser determinada por diferentes causas. Mas entre las posibles razones, jamás han de ser el poco cuidado: las lentes de contacto, deben mantenerse siempre y en todo momento en geniales condiciones. De esta forma durarán más tiempo y aseguran la salud ocular.lentes de contacto

Para eludir que tus lentes de contacto se manchen, lo primero es un mantenimiento adecuado y regular. Se trata de pocos pasos fáciles que garanticen la limpieza conveniente de las lentes de contacto. Este es un consejo fundamental y debes darle consideración, encontraras todos los productos para su cuidado en lentillasadomicilio.com.

El mantenimiento no solo suprime la suciedad, sino más bien asimismo posible bacterias y microorganismos que pueden depositarse sobre la superficie de la lente. Así se va a reducir sensiblemente el peligro de infección o bien enrojecimiento.
Hecho el mantenimiento de las lentes de contacto regularmente y atención?

Realmente bien. Conque si tus lentes de contacto están sucias puede haber dos razones: primeramente, el ojo segrega substancias que pueden crear depósitos en la lente. Además de esto, los depósitos en la lente asimismo pueden ser debido a agentes externos, como humo o bien polvo.
Particularmente, los depósitos que se pueden formar en la lente son fundamentalmente de dos tipos: los depósitos de proteínas y los depósitos de grasa (lípidos). Una pequeña cantidad de depósitos de proteínas en la lente está siempre y en todo momento presente. No obstante, si esta cantidad se acrecienta entonces la lente puede ser dura y delgada.

lentes de contacto

Debido a los depósitos de lípidos, la película lagrimal no se distribuye uniformemente en la lente de contacto. Esto puede resultar en una pobre humectación de la lente, y en consecuencia una visión turbia y potencialmente ojos secos.
Las consecuencias de tener lentes sucias son diferentes (y algunos ya comentados). La lente puede estar seca y también incómoda de llevar. Por otro lado, la visión puede no ser clara y limpia como verdaderamente ha de ser. En ciertos casos, el desgaste de las lentes asimismo puede implicar enrojecimiento y las infecciones. Y si persiste el malestar debes consultar de forma inmediata con tu médico o bien con tu médico de los ojos.

Tener lentes sucias es una eventualidad que jamás debería ocurrir. Solo con el mantenimiento adecuado, tus lentes van a estar siempre y en toda circunstancia en geniales condiciones. Aún tu visión te lo agradecerá.

Falsos mitos sobre las lentes de contacto

lentes-de-contacto

¿Se pueden perder las lentes de contacto tras el ojo? ¿Es cierto que son bastante difíciles de utilizar? ¿Efectúan exactamente la misma función que unas gafas? Algunos usuarios que pasan por nuestras ópticas nos trasladan sus temores y además inseguridades sobre las lentes de contacto, muy frecuentemente, son únicamente falsos mitos. ¿Deseas saber la verdad sobre las lentes de contacto? Ahora desmentimos algunos de los primordiales mitos sobre ellas. ¡No permitas que te cuenten historias!

* ¿Eres de los que considera que las lentes de contacto no efectúan exactamente la misma función que unas gafas? Las lentes de contacto asimismo corrigen, de la misma manera que las gafas, los inconvenientes visuales primordiales, como miopía, astigmatismo o bien la vista fatigada. Además de esto, ofrecen una mayor amplitud del campo visual, ¡una enorme ventaja!

* “Las lentes de contacto se desplazan tras los ojos”. Este mito es físicamente imposible pues hay una membrana fina que cubre el ojo y que conecta con el lado interior del párpado. Por ende, es imposible que la lentilla se mueva alén de la parte frontal del ojo. ¡No tengas temor!

* ¡No! ¡Las lentes de contacto no se pegan a los ojos! Caso de que el ojo se reseque, la solución es utilizar lágrimas artificiales. Si sigues los consejos de tu Óptico-Optometrista, te amoldarás de forma fácil a las lentes de contacto.

* ¿Piensas que las lentes de contacto son incómodas y bastante difíciles de utilizar? ¡Todo lo contrario! Te planteamos que lo equipares como un traje a medida: debes tener en consideración las horas que las utilizarás en tu día tras día, la frecuencia con la que te las vas a poner, las medidas de tu ojo (de qué forma es tu córnea, curvatura, diámetro, etcétera), aparte de la graduación que precisas. Basándonos en todos estos factores, tu Óptico-Optometrista te aconsejará las lentes de contacto y su solución de mantenimiento que mejor se adapte a tus necesidades y que sea más cómoda para ti.

* Las lentes de contacto no son caras. Su coste cambia conforme las necesidades que tengas: frecuencia, materiales… ¡Seguro que son considerablemente más asequibles de lo que esperas! Les pasa a la mayor parte de nuestros clientes del servicio de www.lentillasadomicilio.com.

 * ¿Es verdad que las lentes de contacto son solamente válidas para determinadas edades? Debido a la enorme pluralidad de lentes de contacto que hay hoy día en el mercado, personas de todas y cada una de las edades pueden hacer empleo de las lentes  de contacto sin inconvenientes.

A cualquier edad, son multitud los beneficios de utilizar lentes de contacto para compensar las ametropías y anomalías visuales. Es esencial, que las lentes de contacto tengan un buen diseño en concepto de factores geométricos y ópticos, una buena humectabilidad superficial y que alteren lo menor posible la fisiología de las estructuras oculares con las que están en contacto, o sea, la córnea, la película lagrimal, la conjuntiva y los párpados. Consulta siempre a tu Óptico-optometrista para tu mejor solución.