Sistema convencional de ESTANTERÍAS INDUSTRIALES

 

estanterias industrialesLas estanterías son estructuras independientes del edificio que se fijan en el suelo y donde se guardan las mercaderías. Gracias al almacenamiento en estanterías industriales podemos optimar la superficie y la altura del edificio, si bien así mismo depende de los equipos y los sistemas que deseemos usar.

Ya antes de seleccionar las estanterias industriales convenientes para nuestro almacén, debemos tener en cuenta ciertas consideraciones:
– Volumen de mercaderías que pueden contener.
– Peso máximo que pueden aguantar.
– Accesibilidad al producto guardado.
– Peculiaridades como forma y tamaño de la unidad de carga.

Estos factores son los que determinan, las peculiaridades de la propia estantería y el grado de optimización del espacio, el almacenamiento en estanterías industriales más recomendable.

Sistemas de almacenamiento en estanterías industriales

Los primordiales sistemas de almacenamiento cuando utilizamos estanterías metálicas industriales se dividen en:
– Almacenamiento usual.
– Almacenamiento sólido.
– Almacenamiento activo.
– Almacenamiento móvil.

Para la elección de unas estanterías industriales, debemos tener en cuenta a que tipo de producto para almacenar estarán destinadas en nuestro almacén

El almacenamiento convencional

Las estanterías usuales, son estructuras metálicas de distintos niveles, con una separación entre ellas a medida de las cargas. La característica primordial, es que por falta de profundidad se pueden conjuntar en un mismo bloque estanterías de paletización y estanterías para picking, en tanto que es muy usual, efectuar la preparación de pedidos en exactamente los mismos corredores de acceso.

El almacenamiento usual, consiste en guardar cargas paletizadas y artículos sueltos que se manipulan de forma manual. Los estantes altos, están previstos para paletas completas, al paso que los niveles más bajos son para la preparación de pedidos.
Los almacenes que requieren guardar gran pluralidad de referencias paletizadas de cada producto, emplean este sistema de almacenamiento.
Existen dos modelos de estas estanterías, distinguidos por la base de los anaqueles.

– De bandeja: el suelo es un panel metálico o bien estante de madera. Además puede estar constituido por cajones, gavetas o bien localizaciones para bultos y artículos pequeños.

– De paletización: la base está formada por largueros o bien barras horizontales, sobre las que se apoyan las paletas. Estas estanterías, sólo dejan guardar mercaderías paletizadas.

Algunas estanterías, se ponen sobre rieles que dejan su desplazamiento lateral, de este modo se eliminan corredores, abriendo sólo los de trabajo.
Las estanterías metálicas de Estanocasion, persiguen acrecentar la capacidad de almacenamiento, sin perder el acceso directo a cada paleta.

Las características del almacén convencional

Las primordiales peculiaridades del almacenamiento usual son:

– Sencillez en el momento de aplicar un control rápido del producto: cada hueco tiene una paleta y se puede advertir de forma fácil si existe ruptura de stock, cuando la mercadería está clasificada y organizada.

– Deja el acceso directo a cada paleta sin precisar desplazar o bien mover otras. Por esta razón, se puede efectuar el picking o bien preparación de pedidos en los corredores de almacenamiento.

– Deja una distribución lógica del espacio libre, si bien se trabaja con diferentes tipos de carga.

Se puede destacar del sistema usual su simple implantación y adaptación a los programas informáticos de administración.

Las estanterias industriales para tu negocio

estanterias industrialesPartiremos de la composición de una estantería industrial. Toda estantería, tiene una estructura metálica desarrollada para guardar la mercancía. Generalmente tienen puntales fijados al suelo, que pueden medir desde dos metros hasta los diez o bien quince metros en dependencia de la altura de la nave. Para formar los niveles y el cuerpo de la estantería, se enlazan unos largueros a los puntales previamente comentados.

En la estructura de las estanterias industriales, existen diferentes tipos, cada una de ellas amoldada para cubrir diferentes necesidades.
-Estantería usual. Es la estantería que más se conoce y se emplea en el campo. Para acrecentar su accesibilidad se suelen edificar en cuerpos dobles y en consecuencia, tienes acceso por los dos lados. En general se posicionan como una sucesión de ellas, con un espacio en medio conveniente para el paso de la carreta elevadora o bien otra herramienta.
-Estanterías compactas. Este tipo de estantería, tiene un sistema de acumulación de palets. Los palets tienen su punto de apoyo en los rieles y para moverlos precisan hacer uso de herramientas de carga y descarga.
-Estanterías activas. Es casi igual que la estantería compacta, la diferencia principal se halla en la estructura, la que presenta una pequeña inclinación y tienen rodillos de forma que se pueden mover.
-Estanterías paletización. Esta estantería como su nombre señala, está desarrollada para guardar mercancía paletizada.

Tienen un montaje fácil y su capacidad de carga es esencial con respecto al volumen y al peso. Es buena forma de optimar el espacio
Las Estanterías Cantilever, son una gran opción para cuando tu carga tiene un volumen enorme. Estas estanterías cuentan con un brazo en voladizo, que tienen la capacidad de aguantar la mercancía que se guarda.

Evolución de las estanterías industriales

Al echar la vista atrás, se recuerda como entre los años sesenta y finales de los ochenta, se empezó a requerir de maquinaria para un proceso que todavía era íntegramente manual. Y es que, el avance del proceso de fabricación de estanterías industriales, dió un salto cara a la seguridad y productividad.
Con el tiempo, se han incorporado las mejoras precisas para realizar los diferentes tipos de estanterías que se hallan en el mercado actual:
* Estanterías picking
Son estanterías diseñadas con el objetivo de guardar cajas o bien productos individuales de forma manual. Son un sistema ideal para aquellos contenidos que pueden retirarse y depositarse sin precisar maquinaria.
*Estanterías cantilever
Diseñadas para el almacenamiento de cargas de enormes dimensiones (cilindros, tableros, placas…) Son frecuentes en almacenes o bien talleres de tamaño mediano. Y en el mercado actual hay una extensa pluralidad.
*Estanterías metálicas
Estanterías fabricadas para aguantar cargas de gran volumen y peso. Por motivos como éstos, la enorme mayoría están elaboradas con acero galvanizado. Se hallan diseños que van desde los doscientos kg hasta prácticamente los mil kg.
* Estanterías paletización
Por último, podemos destacar que en grandes naves industriales dedicadas al almacenamiento de elementos en general de productos homogéneos, acostumbran a emplearse las estanterias baratas en Valencia de paletización. Se pretende aprovechar el máximo espacio posible gracias a estas estanterías, que son ideales para guardar productos homogéneos sin precisar grandes rotaciones.

La seguridad en las estanterias industriales

estanterias industriales

Las estanterías padecen daños que pueden alcanzar a comprometer la seguridad de este esencial equipamiento de nuestros almacenes. Ciertos daños pueden dar la sensación que son leves, mas mantenidos en el tiempo y acumulados a otros daños diferentes pueden generar situaciones peligrosas y graves en las estanterias industriales. Los daños son simples de identificar, mas el peligro real que representan es bastante difícil de valorar por ojos no especializados en la materia.

Entre las situaciones más frecuentes que se identifican a lo largo de la realización de una inspección técnica de estanterías ITE se encuentran:
* Falta de clavija de seguridad de los largueros.
* Sobrecarga de elementos estructurales de las estanterías como pueden ser los largueros o bien los bastidores.
* Falta de placas de peculiaridades de la estantería, en las que se deben recoger los datos de capacidades de carga, distribución de alturas, identificación del distribuidor, etcétera
* Puntales de bastidores golpeados y dañados.
* Fuera de verticalidad de bastidores.
* Largueros parcialmente desenganchados de los puntales.
* Modificaciones de las alturas de los niveles de carga.

Algunas de estas incidencias pueden parecer de menor entidad, como por poner un ejemplo la carencia de clavijas de seguridad de los largueros, no obstante esta falta de clavijas podría producir un desenganche casual de los largueros con el consecuente accidente de caída de unidades de carga, pudiendo llegar a provocar un accidente grave.

 Otros daños, como por poner un ejemplo puntales golpeados son más fácilmente reconocibles, mas su nivel de peligro y las medidas a adoptar y la celeridad que se deben adoptar estas, no siempre y en todo momento es simple de determinar. Por esta razón es conveniente y ventajoso que nuestras estanterías sean inspeccionadas por personal especialista y adecuadamente entrenado, que va a poder valorar adecuadamente los daños presentados como el peligro inherente a esos daños. La regla UNE EN 15635:2010 provee de una metodología testeada para la evaluación y la codificación de los daños.

 Dependiendo de la gravedad, estos daños se clasificarán en daño verde, ámbar o bien rojo. Los daños verdes, no precisan de una actuación sobre el factor dañado, mas si va a ser preciso hacerles un seguimiento para poder ver cuál es su evolución. Al tiempo que los daños ámbar y rojo sí requieren la subsanación del daño, con la connotación de que los daños rojos requieren la descarga inmediata del elemento de estantería dañado por el elevado peligro que representan.

 Las consecuencias de los daños producidos sobre los elementos de las estanterias industriales pueden suponer una reducción de la capacidad de carga provocando situaciones de riesgo para mercaderías y personas. Es esencial conocer cuál es la capacidad de carga de diseño y de almacenamiento de nuestra estantería a través de las placas de peculiaridades.Pero no es suficiente con saber cuánta carga aguanta la estantería, es igualmente esencial conocer cuánto pesan nuestras paletas y cuanto peso estamos verdaderamente guardando. En suma, se trata de eludir subir más carga a la estantería que la carga para la que fue desarrollado el equipamiento de almacenamiento en origen.

En el cada día de los almacenes, se generan situaciones que pueden requerir la modificación de las alturas de los niveles de carga. Aunque las estanterías generalmente son equipamientos flexibles, que dejan alterar las alturas de estos niveles de carga, debemos tener en cuenta que estos cambios afectan de forma muy relevante a las posibilidades de las estanterías reduciendo las capacidades de carga.

 Tanto el personal del almacén como el personal responsable deben tomar consciencia de esta circunstancia y tienen que abstenerse de efectuar los cambios sin preguntar primeramente con el distribuidor de las estanterías, o bien en su defecto a especialista. La regla UNE EN 15635:2010 y el R. D. 1215/1997 señalan que la estantería debes inspeccionarse con regularidad (por lo menos 1 vez cada doce meses) por personal especialista. No descubras la seguridad por accidente.