Todos los días usamos café molido para hacer nuestra querida taza de café. Sin embargo, ¿te has detenido alguna vez y te has preguntado por qué usamos café molido en lugar de sólo granos enteros? ¿O por qué importa el tamaño de la molienda? ¿O por qué algunas personas te miran con total incredulidad, cuando les dices que usas café premolido?

 

café molido

¿Por qué usamos el café molido?

El objetivo básico de hacer café, es sacar lo que está sellado dentro del grano (es decir, los deliciosos componentes de sabor y aceites) del grano. El método original, consistía en hervir los granos tostados enteros en agua caliente mientras se agitaban. Con un poco de paciencia y mucho tiempo, eventualmente todo terminaría con una solución de café amarga y alta en cafeína.

¡Afortunadamente para nosotros, nuestros antepasados ​​del café, finalmente idearon un método más eficiente para extraer las golosinas del café! Al moler los granos de café, ayudas al agua a extraer de manera eficiente los solubles responsables del sabor y aroma del café.

Déjame explicarte la lógica detrás de esto.

 

café molido

Café molido para la extracción eficiente de solubles

Si tomas un frijol entero y lo cortas por la mitad, aumentará la superficie total del frijol. Como resultado, la eficiencia de extracción aumenta considerablemente. ¿Por qué? Porque hay más superficie sobre la que actuar el agua caliente y de la que extraer los componentes del sabor.

Ahora toma estas dos mitades y córtalas en mitades nuevamente. Adivina qué, acabas de aumentar aún más el área de superficie general y, por lo tanto, ayudas aún más a la eficiencia de extracción. Eventualmente, terminarás con el tamaño de molido adecuado para tu método de preparación preferido.

El beneficio de todo este «corte» es que la eficiencia de extracción reduce drásticamente el tiempo de preparación. Pero esa, no es la única razón por la que trituramos café.

Las partículas de molienda más pequeñas, permiten una extracción más completa.

El tamaño de las partículas más pequeñas, hace que la distancia desde su centro sea más corta. Esto, permite no sólo una extracción más eficiente, sino también una extracción más completa de los sabores solubles, contenidos dentro de la partícula.

 

El tipo de café molido no siempre es el mismo, puesto que dependiendo de los gustos los trozos molidos corresponderán a un tamaño para el uso a que se destine.

 

 

café molido

En grano o Café Premolido

Un grano de café integral tostado, es un paquete protector hermoso que mantiene los aceites de café exactamente donde los queremos, es decir, dentro del grano. Mientras no rompas los granos, los componentes del sabor, que son sustancias muy delicadas, volátiles y solubles en agua, estarán seguros. Sin embargo, al romper la capa protectora  todas las sustancias aparecen.

 

café molido

¿Tienes tiempo para moler tu café en grano?

Entonces, echemos un vistazo a cuatro razones por las que si tienes tiempo para moler el café y eres un amante de este, deberías hacerlo:

* Contaminación

Los aceites de café son muy delicados, lo que los convierte en una víctima fácil de la contaminación. Los olores que haya alrededor del café molido, lo contaminarán de maneras que no contribuirán a tu experiencia de degustación de café.

* Oxígeno

Las células dentro del grano de café tostado, contienen aproximadamente 1000 aromas y sabores volátiles diferentes. Una vez molidos, los aromas volátiles se liberan inmediatamente y reaccionan con el oxígeno del aire (oxidación). Después de 15 minutos, el café molido pierde aproximadamente el 60% de su aroma.

* Humedad

Los aceites de café, son solubles en agua. Eso es algo bueno o nos lo pasaríamos muy bien tratando de sacar los aceites del frijol. Sin embargo, este hecho plantea un gran problema para el café molido. Cuando el café molido se expone a la humedad del ambiente, inmediatamente comienza a diluir los aceites.

* Agotamiento de dióxido de carbono

El aumento de la superficie, permite una mayor liberación de dióxido de carbono (CO 2 ). Durante el proceso de tostado, se genera mucho CO 2 . Dado que el grano es poroso, una parte se pierde durante el proceso de enfriamiento. Sin embargo, gran parte se retiene dentro de las células del grano de café. Este CO 2 juega un papel importante, ya que es el método principal para introducir los aceites esenciales de café en el café una vez que se liberan.

El problema es, que la mayor superficie creada después de la molienda permite una mayor liberación de gas CO 2 . De hecho, dentro de los 60 segundos posteriores a la molienda, el 80% de este gas se libera al aire.

La solución: muele siempre el grano de café antes de prepararlo.Sigue esta regla y estarás un paso más cerca del paraíso en una taza.  Pero por supuesto, debes saber que en Cafés Granell se encargan de mantener al máximo la calidad de tu café molido y que hay una gran diferencia con otras marcas.

 Fuente: https://www.cafesgranell.es/es/46-cafe-molido/

Tags