Las soluciones si necesitas vender tus muebles de segunda mano

muebles de segunda manoSoluciones para tus muebles utilizados o bien viejos si te cambias de casa.
¿Te cambias de casa y no deseas o bien no puedes llevarte tus muebles? ¿Qué hacer con los muebles utilizados para preservarlos o bien lograr dinero por ellos?
El trabajo o bien las circunstancias personales nos encaran, a veces, al traslado de nuestro hogar. ¿Qué hacer con los muebles de segunda mano si te trasladas?

Soluciones si estás en una de estas situaciones:
Deseas preservar tus muebles y no tienes lugar donde guardarlos. En un caso así puedes recurrir a guardamuebles y cuartos trasteros alquilados.

Guardamuebles
Te cambias de casa, aun de sitio de vivienda por un traslado, y deseas preservar tus muebles. La mejor forma es contratar los servicios de un guardamuebles para guardar tus útiles. Se hallan, generalmente, vinculados a las compañías de mudanzas. El proceso que se realiza consiste en:
– Inventario en el domicilio,
– Embalaje
– Carga en contenedores singulares
– Sellado
– Traslado a los almacenes de la empresa

Cuando desees reusarlos, la operación se reproduce al contrario.

Cuartos trasteros alquilados o bien rentados
Otra alternativa es contratar el alquiler de un cuarto trastero. La diferencia radica en que los cuartos trasteros son un servicio alquilado a lo largo de un tiempo determinado, como lo es, por poner un ejemplo, un local o bien aun un piso. Tú deberás administrar el traslado y el almacenaje de tus útiles y vas a poder entrar y salir cuando desees. Los cuartos trasteros, se arriendan conforme metros cuadrados y, por norma general, son útiles para guardar los bártulos de tu casa para los que no tengas lugar, como prendas de temporada, equipamiento deportivo, etcétera. En general, los lugares en los que se hallan ofrecen seguridad y vigilancia las veinticuatro horas.

Deseas desprenderte de los muebles
* Puedes lograr dinero por ellos
– La opción mejor es venderlos. Siempre y en todo momento debes tener claro que deberás poner un costo bastante más asequible del que tu pagaste por ellos, excepto los que se puedan estimar antigüedades o bien piezas singulares. En un caso así, recurre a un anticuario o bien a una tienda experta en ese tipo de mobiliario a fin de que lo tase, lo adquiera o bien lo guarde en depósito.
– Si los muebles son normales mas no piezas con valor, recurre a un lugar de muebles de segunda mano que los recogen por lotes y los van a tener en depósito por el tiempo que establezcáis. Al término de ese periodo te van a dar el dinero logrado (menos su comisión) por las piezas que se hayan vendido.
– Organiza una venta de garaje. Con el buen tiempo, y en lugares donde puedas exponer tus muebles, es fácil organizar una venta de esta clase. En ciertas ciudades probablemente tengas que consultar si debes pedir permisos singulares por la parte de los ayuntamientos.
– Anúncialos en la red o bien en periódicos de ventas de segunda mano, en la sección pertinente. Intenta que, en esos anuncios, tengan un aspecto atrayente, aportando fotografías y ofreciéndoles en lotes lógicos: conjunto de sillas de comedor (incluyendo o bien no mesa), sofá de rincón, mueble librero, conjunto de muebles para habitación infantil, etcétera. Piensa en las necesidades que pudiesen tener y llamar la atención de los posibles compradores.