La mejor marca de electrodomesticos de segunda mano

 

electrodomesticos de segunda mano

Un término tal y como es el de mejor marca de electrodomésticos  quedaría un poco cojo, si no tenemos en cuenta todas y cada una de las pequeñas y amplias circunstancias que lo adornan. Obviamente lo más esencial de un electrodoméstico son sus funciones, hasta dónde puede llegar. Qué podemos solicitarle que haga. Mas después vendrían aspectos esenciales como lo que nos gastaremos en él (bueno, realmente eso vendría ya antes) y qué vida tendrá. En eso influyen enormemente dos cosas.

Dejando al lado la buena o bien mala suerte que tengamos (pues lo cierto es que a veces, de buenas marcas e inclusive de buenas gamas pueden salir unidades deficientes de forma prácticamente incomprensible) lo más esencial en los electrodomesticos de segunda mano es A) el empleo que le demos al aparato en cuestión y B) que la marca que hayamos adquirido tenga un buen servicio de post venta, que podamos contar (y esperemos no lo precisemos jamás) de una buena atención al usuario. Eso nos puede facilitar enormemente la vida.

Unos tienen la fama y otros cardan la lana

Con esto quiero decir una cosa y deseo al unísono contradecirme. Cuando hablo de que unos tienen la fama me refiero al hecho de esa fama que implica que lo costoso necesariamente es buenísimo. Puesto que sí, pero… no. O bien mejor dicho, no quiere decir que en la parte B) nos vaya a dar un buen resultado.

En cualquier caso, aquí viene mi contradicción: sí. Las marcas más conocidas (y ahora debemos hacer una esencial distinción con las mejores marcas) son asimismo las que mejor resultado acostumbran a dar. Básicamente por el hecho de que se les puede hacer un seguimiento durante su vida útil.

Muchas marcas, pero… ¿siempre y en toda circunstancia las mejores son… lo mejor?

Sin embargo, creo que en breve empezaremos a toparnos con un fenómeno que ha hecho sus maniobras de aterrizaje por nuestra geografía. Y me refiero a los chinos. Los chinos van pisando fuerte. Ahí tenemos a Haier (uno de los gigantes chinos, como se acostumbra a decir) con un sustancioso pacto de distribución por medio de El Corte Inglés. Y no se puede decir que responda al tópico de los productos chinos de mala calidad, en verdad es el número uno en ventas en su campo en China, lo que lo hace extensible al resto del planeta. Haier no es aún la marca más implantada en España, como pretenden sus distribuidores, mas va a haber que darle tiempo.

Una de sus bazas es la diversificación de su negocio dependiendo de la demanda que va encontrando en todos y cada uno de ellos de los puntos en los que está instalado. Esto es, que se amolda al terreno local a fin de satisfacer las necesidades de sus clientes del servicio conforme se vayan presentando. Esto solo se puede hacer cuando se cuenta con una estructura realmente aplastante. De los mejores ejemplos de esta adaptación en España (y por norma general en una gran parte de Europa) es la fabricación de lavaplatos sigilosos aquí, puesto que tenemos una costumbre que fuera de territorio europeo no se estila mucho, como es activar el lavavajillas a la noche para aplicar la tarifa nocturna.

Fuente: vacia tu casa