La clave en la compra de muebles online

muebles onlineLeer la descripción del producto es una obligación para cualquier comprador online, mas en el caso de los muebles online puede marcar la diferencia entre el éxito y el descalabro más absoluto. ¿Esa lámpara que deseas incluye el cable y el adorno? ¿Las cortinas se venden a pares o bien solo un panel? ¿La chaise longue del sofá va a la izquierda o bien a la derecha? ¿Y la alfombra se puede lavar a máquina o bien hay que llevarla a la tintorería? Piensa en el instante inmediato a percibir el mueble, mas asimismo en la vida futura que va a tener en el momento en que llegue a casa. El camino está repleto de pequeñas trampas, con lo que investigar y hacer una busca anterior sobre las peculiaridades clave de cada pieza que deseamos adquirir, nos puede ahorrar varios desazones.

El mueble acostumbra a ser algo que se adquiere para toda la vida y su coste es más elevado. El usuario se lo piensa mucho y también estudia más que con otro tipo de productos más económicos. La disponibilidad y el stock es asimismo un dato que debemos mirar con una lupa. No solo para hacernos una idea realista de en qué momento vamos a tener nuestra compra en casa (los tiempos pueden fluctuar entre dos días y múltiples semanas o bien aun meses), sino más bien asimismo por seguridad.

Lo primordial es escoger una buena tienda de confianza como Zalema. Es un ámbito con mucha competencia y día tras día brotan muchas tiendas espectro, que no señalan ni medidas de los productos ni la disponibilidad. Revisar si el producto viene montado o bien no y si el montaje, de ser preciso, está incluido en el envío.

Jamás va a haber suficientes fotografías
El color, la manera, el acabado… son peculiaridades que deberemos examinar mediante una pantalla. Otras, como la comodidad de un sillón o bien de un colchón o bien el tacto, van a ser sencillamente imposibles de revisar. Las fotografías son el escaparate de las tiendas online, con lo que es esencial que tengamos múltiples imágenes del producto que deseamos adquirir, preferentemente generales, de detalle y alguna con elementos alrededor que sirvan de referencia para revisar las dimensiones. Es uno de los temores más comunes.

Siempre y en toda circunstancia hay, no obstante, un punto de peligro que es conveniente aceptar desde el comienzo (las fotografías están hechas para catálogo y con buena luz; los colores pueden verse diferentes en dependencia de la pantalla…). Una alternativa para solucionar dudas, es encontrar el producto en el establecimiento físico de la tienda donde deseemos comprar. Mas algunas marcas son diez por ciento online. En un caso así, se recomienda ponerse en contacto con el vendedor: Envía un e-mail o bien llama.

Mide, mide y vuelve a medir
Indispensable para cualquier visita a una tienda de muebles, pero más incluso si pretendemos hacerlo desde la pantalla. No es suficiente, con calcular a ojo de buen cubero si esa cama que está tan bien de coste va a entrar en el dormitorio. Hay que sacar la cinta métrica y aplicarse a fondo. Aparte de las medidas obvias (altura, anchura y profundidad), asimismo hay que calcular, por poner un ejemplo, la distancia que va a quedar entre el resto de muebles que tenemos.

Asegúrate aparte de la medida del bulto y calcula todo el recorrido que deberá hacer ya antes de llegar a su destino final: puertas, ascensores, huecos de escaleras, portales, corredores… La mayor parte de las tiendas y de las agencias de transporte no se responsabilizan si la entrega del pedido resulta imposible, por el hecho de que el bulto ni tan siquiera entra por la puerta. Y los casos en los que hay que buscar una grúa, por inverosímiles que parezca, ocurren.