¿Cuáles son las MEJORES HIPOTECAS: fijas o variables?

mejores hipotecas

Las mejores hipotecas fijas, son la opción más recomendable si lo que quieres es la máxima seguridad en el instante de adquirir tu casa. Al contrario de lo que sucedería con una hipoteca variable, en la que el interés (y, por ende, la cuota que pagas) se examina cada 6 o 12 meses y cambia al ritmo que marque el euríbor con una fija, donde siempre y en todo momento y circunstancia pagarás lo mismo. Ahora bien, esa calma tiene un precio: actualmente, el interés de una hipoteca fija a veinte años, puede llegar a multiplicar por tres el de una variable, aunque eso podría cambiar radicalmente el día que el euríbor volviera a subir.

Por ejemplo, imagina que hoy decides contratar la Hipoteca Variable de Kutxabank, que lidera nuestro ranking de las mejores hipotecas variables del mercado. Si quisieras devolver tu deuda en veinte años, pagarías un interés de euríbor+0,89 % , esto es, del 0,778 % , pues el índice de referencia se encuentra en negativo. En cambio, si optaras por su versión fija, te tocaría abonar prácticamente el triple: un 2,2 %. Eso sí, si el euríbor volviera un día a su máximo histórico, con la variable tu interés se dispararía hasta el 6´19 % , al paso que con la fija seguirías pagando lo mismo.

¿De qué forma puedes encontrar las mejores hipotecas fijas?

Antes de contratar una hipoteca fija, cerciórate de que examinas una serie de cuestiones que te van a dejar dar con el préstamo que mejor se amolda a tus necesidades.

Las más solicitadas o las mejores hipotecas del mercado son las fijas y las variables, puedes optar por una de las dos dependiendo de la que sea más interesante en el momento

 

mejores hipotecas

¿Qué pasará con el euríbor en las mejores hipotecas?

En el instante de determinar si te vale la pena contratar una hipoteca fija o una variable, debes tomar en consideración de qué forma se calcula el interés de cada una de ellas:

* En las hipotecas fijas, el interés lo fija cada banco y no cambia en toda la vida del préstamo.

* En las hipotecas variables, el interés es el resultado de sumar dos cifras: un diferencial (que es un porcentaje fijo que determina cada entidad) y un índice de referencia variable, que por lo general es el euríbor. Cada cierto tiempo (por norma general, cada 6 o 12 meses), las entidades examinan esta clase de hipotecas y les aplican el nuevo nivel que haya alcanzado el euríbor.

Las previsiones oficiales, apuntan a que el euríbor se mantendrá en niveles bajos en un corto plazo y que solo subirá hasta el 0,50 % en 2021. Es esencial, que en los mejores prestamos tengas presente estos vaticinios y tus cálculos para determinar si prefieres aprovecharte de estos tipos bajos para abonar un interés reducido ahora (aunque te expongas a subidas en el medio y largo plazo) o si prefieres ir a una opción alternativa más segura que, aunque el día de hoy sea más cara, te garantice que siempre y en todo momento e instante pagarás lo mismo.

El plazo de devolución que puedes fijar en las mejores hipotecas

Las hipotecas fijas más asequibles, son aquellas diseñadas para clientes que puedan permitirse devolver el dinero en un plazo cortísimo de tiempo. Aparte de esto, quienes puedan fijar una amortización más corta (entre diez y veinte años) podrán acceder a un catálogo de hipotecas fijas más extenso (con 51 ofertas) que quienes precisen 25 o 30 años para restablecer el dinero (29 productos).
Con este panorama, antes de decidirte por una hipoteca fija debes echar cuentas y calcular si tu nivel de ingresos te deja fijar un plazo de devolución corto. Si es así, podrías conseguir una hipoteca fija por un interés inferior al 2%, una cantidad atractivísima. Por el contrario, si precisas un plazo largo, vas a deber sacar la calculadora y hacer muchos números, por el hecho de que contratar una hipoteca fija puede ser hasta un 50% más costoso que decantarse por una variable.

Las comisiones en las mejores hipotecas

Hay que tener en consideración, que las hipotecas fijas pueden cobrar una comisión que nunca tendrán las de tipo variable: la compensación por riesgo de tipo de interés. Este gasto sólo se puede aplicar en el caso de amortización adelantada y, el día de hoy, se mueve entre el 1% y el 3% de la cantidad que se vaya a amortizar.